diumenge, 26 de març de 2017

EL ESTRAGÓN VEGETARIANO, Y PARA CARNÍVOROS TAMBIÉN

Establecimiento: El Estragón Vegetariano
28005 Madrid
Plaza de la Paja, 10
Tfn 91 365 89 82
Precio orientativo: 25€

El Estragón vegetariano

Cocina vegetariana con opciones veganas. Platos enormes, mejor compartir, precios correctos, atención fantástica. Superan holgadamente las 3 estrellas Pepa Pink.

LOCAL
Acceso:
Escalones
Aparcamiento:
Complicado
Espacio:
Grande (70p)
Distribución:
Justa
Iluminación:
Buena
Mobiliario:
Sillas
Trona bebè
Limpieza lavabo:
Buena
Secador de manos:
Papel
Cambiador:
No
Extras:
No
PERSONAL
CARTA
Vestuario:
Uniforme
Amabilidad:
Eficacia:
Presentación:
Larga

Vinos y cava:
De la Tierra
De otras tierres
Otros:

IDIOMAS
Castellano





Situado en la castiza Plaza de la Paja, en el barrio de La Latina, ocupa la esquina de un edificio rodeado de palacios y casas de la nobleza madrileña. La distribución es complicada, escaleras serpenteantes conducen a salones perfectos para una comida privada de grupo pero incómodos para llegar hasta el lavabo situado en la planta sótano. La fantástica atención te hace olvidar que has subido por una escalera estrecha y empinada hasta el salón que nos permitió comer en privado a todo el grupo familiar (15 personas) que íbamos, mascota incluída.
La carta es larga y los platos enormes, al final nos llevamos un par de envases con comida para casa. Muchos de los platos tienen opción vegana, aunque algunos ya lo són. Hay ensaladas, sopas, pasta, "carnes", huevos, postres sorprendentes  y las sugerencias del día. Es un restaurante vegatariano para sorprender a carnívoros.

Empezamos con unas samosas de verduras con curri. Además de buenas adaptaron los platos para que todos tuvieramos una samosa. Muy buena actuación por parte del Estragón.
Para compartir pedimos un par de platos de
ensalada de palmitos, muy buena y con opción vegana si eliminas el huevo duro y la miel de la vinagreta. Y las completamos con otro par de platos de queso al ajillo. Es un queso fresco a la planxa y aliñado que resulta muy fresco y delicioso.

Como platos principales hubo de todo:
albóndigas de soja a la campesina, que resultó ser un plato imposible de acabar por una sola persona y que venía con un pisto y unas patatas fritas naturales.
Canelones a la Rossini, buenos pero no entiendo el nombre del plato porque están elaborados con soja y hortalizas y gratinados con queso, no hay trufa o/y foie, ingredientes imprescindibles de cada plato "a la Rossini".
Pimiento relleno de arroz basmati integral, frutos secos y hortalizas sobre una crema de pimientos de piquillo. Muy bueno y en tamaño para compartir. Como está rebozado, para opció vegana debería evitarse esta etapa.
Creps a la muselina al estilo Estragón. Rellenos de quinoa, hortalizas y frutos secos, la muselina que los cubren es de ajo y al gratinarla le da un aspecto muy atractivo a plato.
También llegaron a la mesa el
arroz a la cubana, con plàtano rebozado y frito y la pizza jardinera, elaborada con verduras.
Para postres: 
milhojas de requesón con mermelada de ciruela, casera y muy rica, sin el exceso de dulzor de las industriales; brownie de chocolate con helado, otro plato muy bueno y de medida ideal para compartir. También tomamos helados y otras tartas de la carta, pero no hay foto.
Al final la cuenta resultó a 27€ por persona, contando agua, refrescos, cervezas y un par de bolletas de vino de
Enate 2013, D.O. Somontano y cafés, los chupitos fueron cortesía de la casa.

Una cocina vegetariana sorprendente para los omnívoros, con salsas, masas y mermeladas caseras. Platos enormes para compartir, es mejor pedir un principal para dos personas o no pedir entrates, así no sobrará comida y la cuenta bajará. La atención es maravillosa y rápida, en mi familia hay clientes más o menos asiduos pero al ir un grupo grande no sabíamos si la eficacia en la atención sería igual que para una mesa de 4 personas. No nos fallaron, la atención fue fantástica igualmente. Un local recomendable para animarte a probar la comida vegetariana en el Madrid de los Austrias.

2 comentaris:

  1. No sé... :)

    I feia anys que no veia una ensalada de palmitos...

    No m'ha convençut gens aquest lloc

    Salut!!

    ResponElimina
  2. Al Santi tampoc, de fet va demanar l'arròs a la cubana perquè no trobava res del seu gust.
    Les salses, la melmelada, tot és fet per ells i això està molt bé, però pel meu gust abusen una mica dels condiments, herbes aromàtiques i alguna que altra espècia.

    Com que quan vaig a Madrid és per un parell de dies he de filtrar molt, no sé si repetiré.

    Salut!

    ResponElimina